Negocios online frente a negocios offline

Negocios online frente a negocios offline

3 junio, 2019 0 Por adminapuntes

Muchas pequeñas y medianas empresas están realmente preocupadas por el auge continuo de los negocios online. La sensación que tienen muchos de ellos es que esto es ya imparable, y que dentro de unos años, el 100% de las empresas ofrecerán sus servicios únicamente desde Internet.

Sin embargo esto no tiene que ser así, de hecho, no creo que sea así. Aunque la actividad comercial online ha acaparado una inmensa parte del mercado total en los últimos años, nunca va a reemplazar por completo la actividad clásica offline. De hecho, la realidad es que ambas forma de comercio se verán obligadas a coexistir y así poder proporcionar a los clientes una experiencia plena y satisfactoria.

La razón es bien sencilla. En un mundo cada vez más tecnológico y digital, los clientes lo que echan de menos ahora es el trato cercano y personalizado. La relación entre empresas y clientes se está convirtiendo en una vía de diferenciación que puede suponer el éxito o el fracaso.

Empresas como NaturaOnline.es, distribuidor online de productos de cosmética natural y ecológica, que inició su actividad hace un par de años, dispone de una tienda física en la localidad de Torremolinos en Málaga, para complementar su actividad de comercio electrónico. Desde este local comercial se venden también sus productos cosméticos como lo hacen desde su e-commerce, pero con la diferencia de que aquí, avezadas dependientas atienden personalmente las dudas y preguntas de sus clientes; un día a la semana se ofrecen dietas personalizadas de control de peso supervisadas por expertas nutricionistas y al menos una vez al mes, se realizan demostraciones en vivo de aplicación y utilización de cosméticos naturales, de forma totalmente gratuita. Igualmente, Intercove.es tienda online de numismática y material numismático, organiza frecuentemente encuentros con coleccionistas en ferias y congresos, donde muestran las piezas y colecciones en stands informativos.

Al final, el mundo online y el offline tendrán que convergir y terminaran coexistiendo. Los medios de comunicación tradicionales y los modernos , la televisión, la radio, las redes sociales, … se complementan entre sí para ofrecer servicios completos de conectividad y comunicación. Por ejemplo, mucho usuarios de Twitter, cuando ven una noticia de última hora, van al canal 24 horas de TVE para ampliar la información. A la inversa, tras visualizar un anuncio en televisión, gran parte de los espectadores utilizar el móvil para realizar una búsqueda sobre el producto que acaban de ver en los anuncios. Es decir, un anuncio en una vaya publicitaria, puede dar pie a que un consumidor realice una compra online.

El perfil de los nuevos consumidores hace pensar que el futuro se dirige hacia una fusión absoluta de la experiencia online y offline. Cuando un cliente se decide a realizar una compra, generalmente lo hace basándose en la experiencia adquirida de forma online, mediante Internet o TV, completada por su experiencia offline, con las recomendaciones de dependientes, amigos o incluso tocando los productos que posteriormente adquirirá.

En un mundo con un alto nivel de conectividad, el desafío fundamental para las empresas consistirá en integrar los elementos online y offline en la experiencia de compra de sus futuros clientes.